Noviazgo: Engañados por lo Inmediato

Hace unos años, un grupo de psicólogos realizó un experimento en el que se les preguntaba a los niños que preferían, si dos trozos de chocolate al instante o toda la barra dentro de 25 minutos. Tú quizá pensarías, “obvio elegiría toda la barra en 25 minutos”, pero esto no fue lo que la gran mayoría escogió. Para los niños era más fuerte su deseo de tener el dulce de inmediato, que su razonamiento para evaluar que luego tendría mayor cantidad para disfrutar. Lo curioso es que no solo a los niños les sucede esto. En la vida encontrar a la pareja ideal, es lo que todos deseamos, pero la mayoría de las veces lo que deseamos (inmediato) casi siempre difiere de lo que realmente deseamos (valioso).

No se afanen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Filipenses 4:6

Quizá siempre has deseado una relación maravillosa, con una persona espiritual, respetuosa, sana emocionalmente, sin adicciones, trabajadora, fiel, entre otras características; incluso has orado a Dios por él o ella, pero parece que siempre terminas eligiendo todo lo opuesto. Necesitas preguntarte, por qué estas atrayendo este tipo de persona, ¿Qué de ellas se parece a ti? y ¿por qué las eliges si no es lo que realmente deseas?

Una de las razones por las que esto sucede, es por nuestra prisa, tenemos tanta prisa por una relación, que cuando conocemos a alguien, lo aceptamos porque deseamos una relación ¡ya..! y negociamos lo que realmente deseamos por lo inmediato. A veces esta prisa se debe a la presión social, o a que pasas de los 30 y “no puedes darte el lujo de esperar”, o quizá es que te sientes solo y crees que así desaparecerá esa sensación, o puede que sientas que necesitas a alguien a tu lado para ser “verdaderamente feliz.” Todas estas razones aunque son muy válidas, son las equivocadas. Nunca encontraras a la persona ideal mientras estas sean tus motivaciones para buscarla.

Casi siempre este tipo de razones están relacionas por heridas de nuestro pasado. Y si ya tienes una relación, pregúntate: es la persona qué deseo (inmediato) o la que ¿realmente deseo? (valioso). Quizá te des cuenta que estás en una relación tóxica por tu necesidad inmediata de compañía, y ella o él no se parece en nada a lo que realmente deseas. Si es así, aún estas a tiempo de renunciar a esa relación.

Quiero decirte, que no por el hecho de haber conocido a tu novio o novia dentro de la iglesia, no quiere decir que necesariamente la relación viene de parte de Dios, él nos dio la libertad de elegir y quiere que elijamos ¡lo mejor! Nunca podrás atraer una persona sana si no te conviertes primero en una…te aseguro que cuando te ocupes de esas áreas de tu vida que necesitan cambios, y creas quien eres en Cristo, dejarás de negociar lo valioso por lo inmediato, comenzaras a atraer personas maravillosas y por las que vale la pena arriesgarse a Amar.

Por Huellas Divinas

¡Compartir!
Suscríbete