No dejes morir el árbol

El Matapalo es un tipo de árbol perteneciente a la familia de las Moraceae, este tipo de árbol se encuentra en la parte tropical del continente de América, la peculiaridad  en su nombre se debe a que siendo un tipo de planta epifita, al iniciar su vida sobre las ramas de grandes árboles comienza a succionar la sabia, inoculándole toxinas, según su crecimiento va estrangulándolos poco a poco hasta que termina por secarlos y dejarlos muertos.

En algunos casos este tipo de planta llega a confundirse con el follaje del árbol y no se detecta fácilmente porque a simple vista parece como si es una rama más del árbol afectado. Las personas que trabajan en jardinería saben que este tipo de plantas representan un peligro mortal en los árboles, dado que si no se trata a tiempo cortando las ramas infectadas pueden llegar a terminar con la vida del árbol entero.

Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. Mateo 7:17

Al igual que al mata palo existen  hábitos o costumbres malas que se llevan a la práctica. A menudo tenemos pecados ocultos tales como la pornografía, prácticas sexuales no correctas, mentiras etc… Son cosas que a menudo nadie más sabe, solo nosotros. A pesar de todo eso tratamos de llevar una vida aparentemente normal pero en nuestro interior sabemos claramente que no todo está bien.

Este tipo de acciones posiblemente se han sabido ocultar, pero al pasar del tiempo nos terminarán hundiendo más en ellas hasta consumirnos espiritualmente e incluso físicamente como un matapalos.

La única opción para frenar este peligro mortal en tu vida es cortar por completo esa parte que está siendo asfixiada y no dar más lugar al pecado. Puede ser que tú mismo has intentado alejarte de ellas pero al igual que el matapalo aún están ahí, asfixiándote y tratando de apoderarse cada día de tu vida.

Jesús dijo que, al igual que los árboles, debemos dar frutos buenos. Él quiere que nuestro interior este sano para que podamos dar frutos sanos. Acciones buenas.

Te animo a orar este día y que permitas a Dios que limpie y arranque de raíz todas aquellas malas acciones que hasta este día se han apoderado de tu interior. Él puede hacerlo y  te dará esa paz que necesitas. Él siempre tiene una salida para cualquier situación difícil que enfrentamos, lo único que nos pide es que nos acerquemos a él confiadamente y le permitamos obrar en nuestra vida.

Por Huellas Divinas

¡Compartir!
Suscríbete