Un elefante en mi familia

Todos lo vemos, lo sentimos, lo conocemos….pero nadie lo menciona!

Es curioso como en la mayoría de las familias existen temas y aspectos que nunca se conversan y siempre se evaden. Estos asuntos son como “elefantes”. Imagina por un momento que estás en la sala de tu hogar con tu familia y justo en el centro se encuentre un enorme elefante, cada uno de los miembros se da cuenta de que está allí. Lo ven, lo sienten, pero nadie menciona su presencia, te suena de locos ¿no es cierto?

De forma similar resulta en un gran porcentaje de familias, en las que los temas difíciles de comunicar se pasan por alto, aunque estos sean tan notorios como un elefante en su sala.

Madelaine y Jhon son una pareja de esposos, los cuales tienen tres hijos, Carla, Samantha y Diego, todos cursan la preparatoria. Hace unos años, la familia perdió a su hijo menor en un accidente de tránsito. Fue una experiencia devastadora para todos, especialmente para Madelaine y Jhon. La pérdida de su hijo de cinco años significó una lesión tan grave que poco a poco, por no saber lidiar con la situación, acabó con su matrimonio. Ellos permanecían casados y bajo el mismo techo, pero solo por sus otros hijos, además dormían en habitaciones separadas cada noche.

Luego del incidente, la familia seguía reuniéndose para cenar y compartir, pero aunque estaban presentes en físico, sus corazones estaban en otro lugar. No estaba permitido hablar de lo ocurrido ni mencionar el nombre del niño.

Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. Juan 8:31

No sé si esta historia se parezca a la tuya. Para esta familia, era muy evidente que algo andaba mal, los jóvenes sabían que sus padres no estaban bien, sabían que la familia estaba distanciada; Madelaine sabía que alguna de sus hijas estaba sexualmente activa pero se había tomado la decisión de evadir cada situación… esos elefantes permanecían escondidos, aunque todos los veían.

El final de esta historia es muy triste, ya que la familia se distanció aún más y cada uno tomó su camino, solo por permitir que los elefantes tomaran dominio de su hogar.

¿Cuál es el elefante o los elefantes que están en medio de tu familia?

No existe algo que lastime y deteriore más a una familia que evadir los problemas y guardar secretos. El enemigo acostumbra obrar en lo oculto, aprovecha estas situaciones para tener cautivas a las personas, causar aislamiento y rupturas.

Probablemente como autoridad en tu hogar, has estado evadiendo situaciones que requieren conversaciones importantes, y no has tenido la valentía de hablarlo y sacarlo a la luz. Puede que sea tu matrimonio, alguna pérdida, alguna discapacidad de un hijo, algún secreto familiar, tu situación financiera, la vida sexual de tus hijos, etc. Necesitas armarte de valor y pedirle a Dios que te de la capacidad para hablarlo y sacarlo a la luz, porque sino esto destruirá tu hogar sin lugar a dudas.

Dios desea que tengas una familia unida, maravillosa, que le ame y le sirva hasta el final de sus días, es tu responsabilidad cuidar de ella.

Por Huellas Divinas

¡Compartir!
Suscríbete