¿Ordinaria o Extraordinaria?

Vivir una vida extraordinaria implica siempre ir contra la corriente y dejar de hacer lo que todo el mundo está haciendo.

Malala Yousafzai es una adolescente que resalta en la actualidad  por su actuación hacia los derechos de las mujeres en el valle del río Swat, de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa del  noroeste de Pakistán; allí, no se les permitía a las niñas prepararse en el área académica.

Con la intención de que fuese descubierta su posición, Malala se dio a conocer por medio de escritos y publicaciones en redes sociales, esto ocasionó gran polémica y desacuerdos entre las distintas tribus. Una tarde, al subirse a su autobús escolar como de costumbre, de pronto un hombre pronuncio su nombre y le disparó, dejándola gravemente herida. Toda su familia, consternada por lo ocurrido, organizó grandes búsquedas para dar con la persona responsable del atentado. Luego de su recuperación, Malala decidió no tomar acciones de venganza hacia esta persona, ni hacia el país al que pertenecía, “vengarse es lo que cualquiera haría, pero yo no, sería darle pie a más violencia”.

Toda esta experiencia, permitió el interés de otras naciones hacia  la causa que defendía  Malala, Yousafzai, incluso exigió a la ONU que se pronunciara para que todos los niños del mundo recibieran educación sin importar el sexo, esto permitió que fuese decretado el derecho a la Educación en Pakistán.

Desde años anteriores, algunas revistas reconocidas han mencionado a  Yousafzai como una de las “100 personas más influyentes del mundo”. A pesar de su corta edad, ella fue la ganadora del Premio Nobel de la Paz en el año 2014.

No nos cansemos de hacer el bien, porque, si seguimos haciéndolo, Dios nos premiará a su debido tiempo.  Gálatas: 6:9

Si quieres ser una mujer extraordinaria debes convertirte en una Líder, ser una líder significa ejercer influencia sobre alguien o algo, como lo hizo  Malala, pero para ello necesitas dejar de hacer lo común, es decir, lo ordinario. Las mujeres extraordinarias son aquellas que se esfuerzan por hacer lo que otras no están haciendo.

La verdad, es que no necesitas haber ganado un premio Nobel para ser extraordinaria, lo extraordinario solo requiere desligarse de lo ordinario. Puedes ejercer influencia en cosas pequeñas y verás cómo se convertirán en logros gigantes. Si en tu familia todas las mujeres se divorcian, pues tú lucha por tu matrimonio, si tus amigas  buscan relaciones tóxicas, pues tú busca un hombre saludable, si en tu trabajo  abunda lo deshonesto, pues tú esfuérzate por actuar siempre con honestidad, si las personas pagan mal con mal, pues tú se pacificadora,  así lograras ser una mujer extraordinaria.

Mujer, fuiste creada por Dios para un propósito único,  has que otras te sigan porque  marcas la diferencia. El diseño que Dios te dio es maravilloso, así que sal ahora y conviértete en la mejor versión de Ti….Sé una líder Extraordinaria.

Por Huellas Divinas

¡Compartir!
Suscríbete