Reflexiones cristianas sobre humillarse

La rana bocona

Érase una vez una rana que vivía en una ciénaga. Quería ver el mundo, Por eso dejó la ciénaga y, llena de esperanza, emprendió viaje por el polvoriento camino. Pronto se encontró con un gran lago azul. «¿Cómo cruzaré el agua?», se preguntó. En ese...

Sigue las huellas

Encuentra más contenido edificante y actualizado en nuestras redes sociales.
@HuellasDivinas