Promesas Bíblicas: Isaías 40:10

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. —Isaías 40:10

¿Tienes miedo? Parece normal sentir miedo de aquellas cosas que nos harán sufrir, pero en muchas ocasiones, este miedo es resultado únicamente de nuestros pensamientos, sin que haya un verdadero peligro a nuestro alrededor. O tal vez estamos aterrados por las noticias desalentadoras.

De cualquier modo, aún si el peligro es muy real, sentir miedo no es la solución, al contrario, nos volvemos más vulnerables. Hay una frase que dice “El que teme sufrir ya sufre el temor”. Es así, muchas veces sufrimos más por el miedo y la ansiedad que nos producen nuestros pesares que por los problemas en sí.

Es por eso, que la promesa de Dios para ti es: No temas… yo soy tu Dios, siempre te ayudaré.

Es fácil pedirte que no tengas miedo, que confíes. Pero es muy difícil cuando toca ponerlo en práctica, cuando el problema es real y está encima de nosotros. Pero la vida de un cristiano es así. Nadie dijo que sería fácil, nadie dijo que la enfermedad, el desempleo, la incertidumbre no llegaría a los cristianos. Estamos en un mundo lleno de miseria a causa del pecado. Pero tranquilo(a), nadie dijo que estas solo(a).

Lo único que necesitas es fe. “La fe es estar seguro de lo que esperamos y convencidos de lo que aún no vemos”. —Hebreos 11:1

No tenemos nada que temer del futuro, a menos que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido, y lo que nos ha enseñado en nuestra historia pasada. —EUD

Sigue las huellas

Encuentra más contenido edificante y actualizado en nuestras redes sociales.
@HuellasDivinas